Inicio
Libro Seguridad ¡Ahora!

  Libro Completo

Libro en Capitulos
Buscador
¿Que es el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC?

MÉXICO DE RODILLAS ANTE EL TERRORISMO

MÉXICO DE RODILLAS ANTE EL TERRORISMO

José Antonio Ortega Sánchez


1. EL SECUESTRO Y ASESINATO DE CECILIA CUBAS GUSINSKY

El 4 de abril de 2008 la Interpol le solicitó formalmente al gobierno de Colombia la captura, para fines de extradición, de Rodrigo Granda, uno de los dirigentes principales de las FARC, por su participación en el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, hechos ocurridos en 2004, en Paraguay.

El problema es que Granda, quien ya había sido capturado por caza-recompensas en diciembre de 2004 en Venezuela y entregado a Colombia, fue liberado el 4 de junio de 2007 por el gobierno colombiano a solicitud del presidente francés Nicolás Sarkozy, como gesto de buena voluntad a fin de que los narco-terroristas de las FARC pusieran en libertad a Ingrid Betancourt y a otros rehenes.

Rodrigo Granda era una suerte de “canciller” de las FARC, encargado principal de las relaciones internacionales de la organización criminal. En Venezuela - donde fue capturado el 13 de diciembre de 2004 para luego ser llevado a Colombia - gozaba de la plena protección del gobierno de Hugo Chávez, quien incluso le concedió la ciudadanía venezolana para inhibir de entrada solicitudes de extradición de Colombia.
En repetidas ocasiones el gobierno de Álvaro Uribe pidió a Chávez que entregara a Granda o cuando menos lo expulsara del país y Chávez respondió que Granda no estaba en Venezuela. A inicios de noviembre de 2004, cuando Chávez visitó Colombia, el presidente Uribe le volvió a pedir que entregara a Granda y Chávez sin pestañear le dijo: Presidente, te juro por lo más sagrado que no está en Venezuela.

Asimismo, el 9 de noviembre de 2004 durante la mencionada visita a Colombia, Hugo Chávez declaró ante los medios de comunicación "Yo soy un hombre de honor. Si yo apoyara a las FARC tengan la seguridad de que lo diría, no lo escondería. Para que quede claro: no apoyo, no he apoyado jamás ni apoyaré jamás a la guerrilla colombiana ni a movimiento subversivo alguno contra gobierno democrático alguno, de ninguna manera. Les juro por Dios y mi madre santa que si yo apoyara la guerrilla, no tendría cara para venir aquí".

La declaración de Chávez de que nunca apoyaría a las FARC, contrasta con el reconocimiento del grupo narcoterrorista como “parte beligerante” que Venezuela hizo el 17 de enero de 2008 por decisión de…Chávez

Pero por lo pronto al finalizar 2004, el gobierno colombiano harto de los engaños de Chávez autorizó que los caza-recompensas venezolanos (ex militares y ex policías) capturaran a Rodrigo Granda y lo entregaran a la policía colombiana. El hecho provocó la primera gran confrontación entre Chávez y Uribe, la cual en apariencia terminó con la imagen de ambos analizando el mapa de la frontera entre Venezuela y Colombia, como parte de los acuerdos para impedir que en el primer país las FARC encontraran refugio.

Ahora bien ¿a que se dedicó Rodrigo Granda en Venezuela, mientras tuvo el cobijo de Chávez? Entre otras cosas reclutar extranjeros, a entrenarlos y a dirigirlos en operaciones terroristas.

En efecto, Granda fue el principal autor intelectual del secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, quien fue privada de la libertad en Asunción, Paraguay el 21 de septiembre de 2004. Su cadáver fue hallado el 16 de febrero de 2005, pese al pago de 800 mil dólares como rescate (los plagiarios inicialmente exigían 5 millones de pesos). Además, según versiones periodísticas, Cecilia Cubas habría fallecido por asfixia tras de ser sepultada viva.

Los ejecutores materiales del plagio y asesinato fueron 15 integrantes del izquierdista Partido Patria Libre de Paraguay, quienes actuaron bajo la dirección, enseñanza y supervisión de Rodrigo Granda.

Integrantes de Patria Libre ya habían sido acusados antes por otros actos de terrorismo. En noviembre de 2001 secuestraron a  María Bordón de Debernardi, por cuya liberación obtuvieron medio millón de dólares. Consecuentemente fueron detenidos por la policía Juan Arrom y Anuncio Martí, integrantes del Partido Patria Libre y luego liberados. Cuando la policía trató de recapturar a los terroristas, estos ya habían obtenido asilo político por parte del gobierno de Brasil. Cabe señalar que el Partido Patria Libre pertenece al Foro Social de Sao Paulo, al igual que el Partido del Trabajo gobernante en Brasil y el Partido del Trabajo de...México.

Desde años antes de ese secuestro, dirigentes y militantes de Patria Libre mantenían una estrecha relación con las FARC. Desde 2003 Rodrigo Granda de las FARC y Ósmar Martínez, líder de Patria Libre empezaron a maquinar el secuestro de Cecilia Cubas, quien era hija del ex presidente de la República de Paraguay (1998-1999), Raúl Cubas.
Ósmar Martínez, a través de un correo electrónico de fecha 29 de diciembre de 2003 le dijo a Granda: “Espero que los demás me respondan para que podamos ver si continuamos con el trabajo de cultivo, pero necesitamos del agrónomo para que tengamos mejor cosecha" [Fuente: “Prueba reina”, Revista Semana de Colombia, edición 1190 del 20 de febrero de 2005]

Martínez con lo de cultivo se refería al secuestro y respecto al agrónomo aludía a un negociador experto de las propias FARC.

En correo de mayo de 2004, Granda le envía a Martínez una suerte de “check list”, de tareas que deben considerarse para el secuestro: “investigación de fuentes, investigación telefónica, reconocimiento, actividades, descubrimiento de rutina, seguimientos, toma de fotografías y filmaciones"

Para afinar los detalles del secuestro y otras actividades terroristas, Granda le dijo a Martínez que deberían verse en Caracas, Venezuela. El mismo día del encuentro (11 de julio de 2004) y por medida de seguridad, Granda le dio a Martínez la dirección del sitio de reunión: “El hotel se llama Renovación, Av. Este 2...Queda detrás de la estación de Bellas Artes"

Al siguiente día (12 de julio de 2004) de su reunión con Martínez, Granda le manda el siguiente correo al entonces número dos de las FARC, Raúl Reyes, el mismo que murió el 1 de marzo de 2008:

"Camarada Raúl, como siempre fraterno saludo revolucionario para compartir con quienes le rodean. En enero irán a curso seis compañeros, entre ellos él mismo. Que el objetivo económico está listo. Ellos tienen la inteligencia, armas, carros, casas y el grupo que haría el operativo. Que buscan sacar 5 millones de los verdes y están en posibilidades de guardar el toro hasta por seis meses. Que la colaboración que piden es que Hermes vaya e inspeccione los sitios y dé recomendaciones al grupo operativo y la mejor manera de negociar y cobrar, parte en la que están flojos”.

En otras palabras lo que Granda le dice a Reyes es que Ósmar Martínez y cinco miembros más de Patria Libre irán a recibir entrenamiento terrorista en campamentos de las FARC, a partir de enero de 2005 y que el entrenamiento podría prolongarse hasta por seis meses. Granda también le dice a Reyes  que los terroristas de Patria Libre pueden mantener cautiva a Cecilia Cubas (“el toro”) hasta por seis meses (entre el plagio y el hallazgo del cadáver transcurrieron más de 150 días) y que esperan obtener 5 millones de dólares, que fue exactamente el monto del rescate exigido a los padres de la víctima.

En un correo del 26 de septiembre de 2004, cuatro días después del secuestro de Cecilia Cubas, Martínez le dice a Granda:
"Ricardo, reitero mi pedido, aquí ya se hizo la siembra y no tenemos agrónomo para asesorar la producción"
Es decir, el secuestro ya se cometió pero lo que falta es el experto en negociación de las FARC.

\n Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla " width="493" height="261"/>
 

El interés de las FARC en este secuestro se debe a que el rescate de cinco millones que se buscaba obtener, sería repartido en partes iguales entre la organización terrorista colombiana y la paraguaya.

Es de destacar que estos mensajes no pudieron ser “fabricados” y que obraran en los archivos de los servidores de las empresas de servicios de Internet y que se ha establecido en forma fehaciente que las direcciones involucradas correspondían a Granda y Martínez.

Ósmar Martínez y otros 14 de sus cómplices de Patria Libre fueron detenidos y acusados penalmente. Doce de ellos fueron condenados. Sin embargo la policía no pudo capturar a Blas Concepción Franco y Ángel Acosta Centurión, dos terroristas más que huyeron a Bolivia y recibieron asilo político, contraviniendo la Convención Interamericana contra el Terrorismo, de la cual Bolivia es parte.

Es de destacar que Patria Libre forma parte la Coordinadora Continental Bolivariana y en 2003 sus delegados acudieron al Primer Congreso Bolivariano de los Pueblos, celebrado en Caracas, Venezuela. Es precisamente a partir de este acto que se intensifican los contactos entre Granda y Martínez y se inicia la planificación del secuestro de Cecilia Cubas.

2. ¿CUÁNTAS CECILIAS CUBAS HA HABIDO EN MÉXICO?, ¿CUANTAS MÁS HABRÁ?

Bien, pero ¿qué tiene todo esto que ver con México? Mucho. Veamos las coincidencias entre el proceder de los terroristas paraguayos de Patria Libre y las de los terroristas mexicanos (¿de las Milicias Insurgentes Ricardo Flores Magón?) que fueron a perfeccionar su entrenamiento en campamentos de las FARC en Ecuador:

  1. Ambos, paraguayos y mexicanos, se ocultaban tras del paraguas del “bolivarianismo”
  2. Ambos reciben entrenamiento terroristas de las FARC
  3. Ambos merecen la atención de los más altos jefes de las FARC
  4. Ambos están menos orientados a cometer actos terroristas en Colombia y más a cometerlos en sus países de origen.
  5. Los terroristas paraguayos se habían ganado la confianza de los jefes de las FARC porque ya habían cometido actos terroristas. Es altamente probable que el mismo grado de confianza de gozaban los mexicanos en Ecuador, fuera resultado de que ya habían participado en acciones criminales en México y eso les constaba y consta a los jefes de las FARC.
  6. De no haber sido porque el secuestro de Cecilia Cubas se prolongó demasiado y al final sus participantes fueron detenidos, los terroristas paraguayos habrían cometidos más plagios y otros crímenes. Los terroristas mexicanos en el Ecuador se estaban preparando para cometer infinidad de actos terroristas en México: secuestros, atentados con explosivos contra infraestructura, asesinato de figuras políticas, entre otros.
  7. Las computadoras de los terroristas están plagadas de secretos: las de los paraguayos, las de los colombianos, las de los mexicanos. Por algo, según la grabación de una conversación dada a conocer por el periodista Leonardo Curzio el 25 de marzo de 2008, el padre de Lucía Andrea Morett Álvarez indicaba que había que borrar a fondo los comprometedores archivos en la computadora de su hija (Si su hija solamente andaba de turista ¿a que le teme señor Morett?, ¿que crímenes quiere ocultar?)

El 26 de septiembre de 2007 The New Yor Times publicó el reportaje “Con bombas, rebeldes mexicanos escalan su lucha”, firmado por James C. Mckinley Jr. y Antonio Betancourt, en el cual se cita a un funcionario de la Presidencia de la República de México, quien reconoce que desde 1999 grupos terroristas han cometido en México alrededor de 100 secuestros, por los cuales han obtenido unos 70 millones de dólares y cuyos autores se encuentran absolutamente impunes (no hay ni un solo detenido).

¿En cuantos de esos secuestros intervinieron Lucía Andrea Morett Álvarez, Mario Dagoberto Díaz Orgaz, Antonio Pável Blanco, Luz Gabriela Mejía Leiva, Mariana López de la Vega, Miguel Ángel González de la Cruz, Paulo Mendoza o Pablo Mendoza, Dessiré Robledo Torrano, Vicente Huerta, Fernando Gabriel Franco González, Doménico Covarrubias, Arlen Serna Espadas o Araceli Cerna y todos los demás que fueron a Ecuador a recibir adiestramiento terrorista?, ¿en que otros secuestros y crímenes planeaban y planean participar?

Estas son las preguntas a cuya respuesta deberían dedicarse los esfuerzos de la Procuraduría General de la República, razón por la cual presentamos una denuncia penal por los delitos de terrorismo internacional, terrorismo y los que resulten en contra de los señalados.

Pero por desgracia el gobierno de Felipe Calderón no tiene la voluntad de cumplir con la ley y actuar contra la grave amenaza a la seguridad nacional que representa el terrorismo:

  • Se niega investigar a los terroristas asociados a las FARC
  • La cancillería se hunde en la ignominia al reclamar a Colombia una indemnización para los familiares de los mexicanos que tomaban un curso terrorista en el campamento de las FARC en Ecuador, haciendo eco de la impar abyección de diputados y senadores (los mismos que no dicen ni pío cuando el EPR amenaza con asesinarlos si no legislan como los terroristas quieren).
  • En lugar de salir a apoyar a Colombia quien se defiende del terrorismo y la agresión externa, se mantiene una política servil ante Castro y Chávez (mientras que éste despoja a nuestros compatriotas que invierten en Venezuela)
  • Se negocia en lo oscurito con el EPR, para que ya no cometa más atentados contra PEMEX.
  • Desde 1999 ningún terrorista ha sido detenido, porque o no se quiere o no se dispone de la inteligencia indispensable  para localizar y capturar a los integrantes de los grupos armados clandestinos.
  • No hay ningún esfuerzo serio para superar el grave déficit de inteligencia del gobierno sobre el terrorismo.

El mensaje que todo esto se envía a los terroristas y demás partidarios de la violencia y la subversión, es que el Estado mexicano está dispuesto a tolerarles todo, que está de rodillas ante ellos.

Y ante esta invitación a desatar impunemente el infierno ¿quién podría resistirse?

 
Siguiente >
 
 

© 2008 Seguridad Justicia y Paz